Siendo probados para el reino.

Reino de Dios

Cuiden de cumplir con todos los mandamientos que hoy les ordeno. Si lo hacen, vivirán y se multiplicarán y serán dueños de la tierra que prometió Yavé con juramento a sus padres. Deuteronomio 8:1

Para que una compañía lo contrate a uno primero tiene que pasar por algunas entrevistas y luego un cierto tiempo de prueba.  En ese tiempo de prueba será puesto a control de calida nuestro trabajo y de ello depende que nuestra posición sea estable dentro de la misma. De una manera similar somos probados también nosotros para que podamos dar a conocer el reino de Dios aquí en la tierra. Las pruebas son las que reforzaran nuestro espíritu y nuestra fe y de esa manera poder crecer en madures y potencial espiritual.

Las pruebas estarán en cada momento y en cada etapa de nuestra vida, serán como los exámenes escolares, entre mas las aprobemos mejores seremos en nuestro caminar hacia la santidad. A través de las pruebas es que Dios nos ira puliendo, seremos pasados por un control de calidad que al final nos coronara con su gloria y poder. Ninguna prueba será tan fuerte como para vencernos dice el apóstol Pablo en su carta a los Corintios 10:13 pues Dios no nos dejara ser tentados mas allá de lo que podamos resistir. Cuando nosotros estamos en momento de prueba ten la certeza de que una bendición esta por llegar, y la prueba simplemente nos esta preparando sin saberlo. En la vida nos vendrán pruebas de todo tipo, a nivel personal, a nivel familiar, a nivel secular y sin duda a nivel ministerial y un ejemplo de ello lo encontramos en 1 Timoteo 3:10 pues todos y en todo seremos probados para nuestro crecimiento espiritual.

Para que nosotros podamos estar preparados y luchar contra las fuerzas del mal, tenemos que pasar por la prueba, es decir por el control de calidad divino. Solo siendo probados para el reino es que podremos vencer a lo que nos enfrentemos. Claro esta que antes de una prueba grande viene una prueba chica pues no podemos escalar de arriba hacia abajo. Por eso nos dice nuestro Señor a través del evangelista Lucas 16:10… El que es fiel en lo poco, también lo es en lo mucho. Si logramos pasar las pequeñas pruebas tomados de las manos del Señor, también lograremos pasar las grandes. No nos detengamos ante las adversidades de la vida, no nos importe el tamaño de la prueba, si no mas bien demos la batalla neceseria y ser aprobados para dar a conocer el reino. Ante la prueba, refugiate en la palabra pues ella conoce los sentimientos y pensamientos del corazón.

Newsletter Updates

Enter your email address below to subscribe to our newsletter